Remarketing. Qué es y por qué lo necesitas

5 (100%) 2 votes

¿Aún no has incluido el remarketing en tus campañas de publicidad digital? Pues te estás perdiendo una técnica fundamental para aumentar la conversión de tus visitas en ventas.

Lo has visto mil veces cuando navegas por internet. ¿No te has preguntado nunca cómo ha llegado ese anuncio de un producto que estabas ojeando en Amazon, a esa página que estás leyendo un poco más tarde?

¿Quién y de qué manera se ha colocado ese mensaje tan personalizado en la web que estoy consultado? Pues ha sido gracias a este método que te explicamos hoy: El Remarketing.

Tienda online

¿Qué es el remarketing?

El remarketing es una técnica muy extendida en publicidad digital, tanto en la de tipo display (banners), como la que tiene su origen en las búsquedas de los usuarios. Te permite incorporar anuncios personalizados en sitios de terceros, para usuarios que han visitado previamente tu producto o servicio. El objetivo es maximizar las conversiones de visitantes en ventas.

Si un usuario ha visitado tu tienda online, si ha añadido el producto al carrito de la compra, si no ha finalizado el proceso de compra, o incluso si no lo ha llegado a comenzar pero alcanzó y llegó a tu web, podrás asegurarte aumentar las posibilidades de que llegue a convertir gracias a este método.

Porque la finalidad del remarketing es llegar a usuarios que ya te conocen como marca y por tanto están predispuestos a comprarte, pero no han convertido finalmente. La idea principal es convencer a este usuario mediante anuncios personalizados para que finalice la compra o genere un lead en función del objetivo de la campaña. El remarketing es un recordatorio. Le estás recordando a un usuario que no se pierda las ventajas del servicio o producto que vio en tu web.

¿Cómo funciona el Remarketing?

 

 

 

 

 

 

 

 

La estrategia de remarketing sigue esta dinámica…

1. El usuario accede a nuestra página web. Interactúa en ella e incluso puede que se interese por cierto producto.

2. A este usuario se le marca con una cookie, que ha aceptado al entrar en la web.

3. Se añade a este usuario a una base de datos para para su posterior remarketing.

4. Una vez  tengamos un número considerable de usuarios en esta lista, se crea una campaña de publicidad orientada únicamente a estos usuarios y que sólo ellos podrán ver.

Remarketing usando el canal programático

La herramienta más popular para crear campañas de remarketing es el canal programático. Su principal funcionalidad es que puedes llegar a una red amplísima de webs, dominios y apps, donde te será más fácil “recuperar” a tus posibles clientes. La configuración y puesta en marcha de una campaña de remarketing es relativamente sencilla:

1. Para empezar, necesitamos contactar con un gestor de campañas programáticas, una empresa que entienda nuestras necesidades y objetivos, y tenga las herramientas necesarias, principalmente un ad server (servidor de publicidad), y un DSP (plataforma de compra de espacios publicitarios, principalmente a través de pujas). Pero lo más importante es entender las necesidades y ponerle muchas dosis de sentido común, para desarrollar las mejores tácticas que puedan “re-impactar” en los usuarios perdidos.

2. Para comenzar una campaña de retargeting debemos obtener una etiqueta “remarketing”, nuestro pixel. Es un código HTML que debemos incorporar dentro de la etiqueta <body> de cada página de la web que queramos utilizar como inicio de la acción de remarketing. Y se obtiene desde la herramienta o plataforma de retargeting que vamos a utilizar.

3. Una vez tengamos incorporada nuestra etiqueta, debemos configurar las listas, los segmentos de remarketing que nos parezcan más convenientes. Podemos configurar todas las listas de remarketing que queramos, una opción muy buena si queremos segmentar según las diferentes landings que han visitado los usuarios, o en función a los diferentes productos por los que se han interesado.

Es muy importante equilibrar la segmentación, con la necesidad de tener un volumen suficiente de posibles usuarios a quienes reimpactar.

4. Una vez creadas estas listas, debemos crear la campaña de publicidad display que hayamos considerado para nuestra campaña de publicidad online.

¡Consejo! Cuanto más específico sea el mensaje más oportunidad tendrás de convertir en ventas las visitas de tus usuarios.

¡Y ya estaría!

Ventajas del Remarketing

1. Funciona como recordatorio y ayuda para posicionar tu marca

Con el remarketing puedes recordar a usuarios tus productos o servicios  para evitar que caigan en el olvido. Ayuda a convencer al usuario de que tú eres la mejor opción para lo que él estaba buscando.

2. Está orientado a público objetivo que es propenso a comprar

El usuario ya te conoce y se ha interesado por tu marca, pero finalmente no ha convertido. Con este tipo de anuncios puedes hacer que el usuario finalmente convierta y realice la compra.

3. Es muy fácil de segmentar

Podemos crear múltiples listas en función a las páginas o productos por los que se ha interesado cada usuario. Es muy fácil de personalizar para atraer a un perfil de usuario determinado.

4. Campañas de amplio alcance

Si configuramos nuestra campaña utilizando el canal programático podemos asegurarnos de que sea de amplio alcance, ya que cuenta con un inventario casi infinito, de espacios de display, de aplicaciones o vídeos donde aparecer.

5. Es fácilmente medible

Puedes medir clics, tasa de conversión, visualizaciones…etc. De esta manera puedes comprobar si tu campaña de remarketing está funcionando o no. Puedes configurar anuncios para tests A/B para saber cuál es mejor opción de para tus landing pages.

6. Aumenta la conversión

Ya que el usuario ya ha mostrado interés en tu marca, el retargeting tan solo tiene que convencer y recordar por qué debe adquirir tu producto o servicio. Cumple una función en la etapa final del proceso de captación del cliente. El remarketing bien configurado y gestonado puede hacer que tu CTR aumente considerablemente.

Diferentes estrategias de remarketing

El objetivo del remarketing siempre suele ser el mismo. Sin embargo, podemos configurar nuestra campaña con diferentes tipos de estrategias.

Remarketing estándar

Se  muestra un anuncio de display a usuarios que han visitado previamente nuestra página en sitios web ajenos, pero asociadas a la red de display con la que contemos. Utilizar la palanca programática es quizás la mejor solución al utilizar un inventario inmenso con muchas posibilidades de encontrar los usuarios a los que quieres reimpactar.

Remarketing dinámico

En este caso, el anuncio que se muestra está segmentado en función del producto o servicio por el que se ha interesado el usuario.

Remarketing de búsqueda

Este tipo de remarketing muestra el anuncio en el buscador de Google cuando el usuario que ha visitado nuestra web hace una búsqueda relacionada con nuestro producto o marca. En este caso el anuncio no es display, es similar al SEM y se mostrará con la búsqueda de ciertas palabras que hayamos seleccionado previamente.

Remarketing en aplicaciones móviles

El anuncio se muestra en aplicaciones móviles con temáticas relacionadas con nuestro sector, o con un público objetivo similar al nuestro.

Remarketing de vídeo

En este caso la publicidad no se muestra a usuarios que necesariamente hayan entrado en la web, sino que basta con que hayan interactuado o visualizado alguno de nuestros videos de Youtube.