Definición y diferencias entre First, Second y Third Party Data

first second third party data

En la publicidad es de vital importancia saber enfocar nuestro mensaje hacia una audiencia concreta. Necesitamos tener claramente delimitado el tipo de usuario que debe comprar nuestro producto, a través de unas características o patrones concretos) que construirían el perfil, la silueta, de nuestro comprador ideal (buyer persona). La información sobre sus hábitos en internet, sus gustos, su actividad, combinados con cortes sociodemográficos nos ayudan a segmentar de manera mucho más precisa, y constituyen la clave para nuestras campañas de publicidad en internet.

Según la forma por la que adquirimos estos datos, podemos clasificarlos en tres grupos: First Party Data, Second Party Data y Third Party Data. Cada tipo de datos tiene sus particularidades y tenemos que pensar en ellos de manera diferente.  ¿Quieres conocerlos? Te los explicamos a continuación.

first, second y thirst party data

¿Qué es el First Party Data?

Este tipo de datos son aquellos que adquiere “de primera mano” la empresa anunciante. Es decir, aquella información que recopila de sus propias fuentes, como por ejemplo a través de la páginas web de la compañía, las redes sociales, el CRM

Estos datos pueden incluir información sobre lo que le gusta o no les gusta a sus clientes. Son muy útiles, ya que proceden de una fuente propia, y podemos asegurarnos de que son fiables. Además, son datos extraídos de una interacción de nuestros clientes potenciales con nuestra marca. Son usuarios que han entrado en la web, se han interesado por el producto o servicio, han podido dejar sus datos o incluso ya son clientes.

Son muy útiles para campañas de remarketing. Si tenemos usuarios que llegan a nuestra web para leer nuestros contenidos, y abandonan sin cometer ninguna acción, podemos impactarles con un anuncio específico, ad hoc, para incentivar la conversión.

Los First Party Data tienen muchas ventajas. Son “gratuitos” y podemos permitirnos el lujo de experimentar más sin el riesgo que subyace en la data que adquirimos de empresas externas. A priori, no suponen un gasto adicional, más que el mantenimiento de la fuente de donde se obtengan (construcción y mantenimiento de la web, formulario, aplicación…etc.).  Aunque sí es necesario (dependiendo del volumen) tener un equipo cualificado que gestione los datos y sepa interpretar la información para una correcta aplicación en el Marketing Digital.

¿Qué es el Second Party Data?

Los Second Party Data son conocidos como datos “de segunda mano”, ya que son obtenidos mediante el intercambio con otra empresa. El intercambio puede tener algún componente pecuniario. Compañías con productos o servicios complementarios entre sí pueden bajo consentimiento explícito de los usuarios, intercambiarse data.

Por ejemplo, una web de reservas de alojamiento, puede utilizar los datos de una web de reservas de vuelo. Ya que el usuario que viaje, va a necesitar muy probablemente un lugar donde pasar las noches que dure su estancia y por tanto pueden interesarle anuncios de hoteles, apartamentos…etc.

Los Second Pary Data son el complemento perfecto para los datos propios, de primera mano, ya que podemos ampliar la audiencia a un mayor número de usuarios dentro de nuestro público objetivo. Con gustos, hábitos e intereses similares a los de nuestros usuarios.

Los Second Party Data no han sido muy utilizados en nuestro país. Cuentan además ahora con un gran hándicap. La nueva reglamentación respecto a la protección de datos, el RGPD o GDPR, ha dejado estos segmentos de data en un limbo jurídico complicado.

gdpr

¿Qué es el Third Party Data?

Los Third Party Data son los datos de “tercera mano” que se adquieren de fuentes totalmente externas al anunciante, normalmente a empresas proveedoras de datos (Data Providers).

Estos datos pueden adquirirse a gran escala, ya seleccionados, procesados y segmentados según el tipo de audiencia. La ventaja de adquirir Third Party Data es la gran cantidad de información con los que la empresa puede hacerse mediante su adquisición. Con ellos se consigue una gran cobertura en relación a un grupo objetivo determinado y son muy útiles para segmentaciones conductuales. La empresa puede adquirir tan solo un tipo de audiencia específica que le interese en función a su público objetivo. Usuarios con una edad, sexo, intereses, localización…etc. específicos.

Sin embargo, los Third Party Data también están a disposición de cualquiera que los desee adquirir. Por tanto, la competencia también tiene acceso a ellos y pueden resultar de menor valor si no los utilizamos correctamente.

Además, debemos conocer cómo se hace la segmentación de los datos. Ya que a veces nos vamos a encontrar usuarios que se clasifican en un determinado perfil (ej. chicos mayores de 25 años) por el tipo de páginas que visita, aunque no se tenga la certeza de que todos estos usuarios pertenezcan a ese perfil. Es muy importante que el proveedor de datos nos permita validar dicha información. Puedes consultar de qué manera se regula en España la compra y venta de datos de terceros en esta Guía elaborada por IAB Spain.

¿Te ha quedado claro?

Ahora que ya conoces los 3 tipos de datos que puedes utilizar en tus campañas, te animamos a que empiezas a ponerlos en práctica. Optimiza tu presupuesto utilizando diferentes fuentes de información y consiguen el máximo de conversiones posible.

Si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros. Y no te olvides de visitar nuestro diccionario de publicidad digital para aclarar todos los conceptos que necesites.

¿Qué es un Trading Desk?

Hoy te traemos un nuevo concepto de la “jerga programática”, para añadir a tu vocabulario. A poco que te hayas interesado en la publicidad programática, seguro que has escuchado o leído el término Trading Desk. Un concepto que puede resultarte raro si no estás inmerso en este mundillo de cifras, de clics e impresiones. Ya que la traducción de cada término por separado se asocia a otros sectores.

Pero los Trading Desk son la parte de la programática con la que más puedes empatizar, ya que son la parte humana del proceso. En pocas palabras, se trata de un equipo o mesa de trabajo (de ahí lo de “desk”) que se encarga de la compra de inventario de publicidad, tras un análisis profundo, compartiendo ideas y optimizando las campañas para obtener el mejor retorno.

¿Qué es un Trading desk?

Vamos a intentar dar una definición más precisa de este concepto…

Podemos decir que el Trading Desk es un grupo de personas, expertas en la compra programática, que sirve de enlace entre los anunciantes y los espacios de publicidad disponibles. Utilizan una tecnología con la que manejan la información de múltiples DSPs (Demand Side Platform, plataformas donde anunciantes y agencias compran inventario) sobre los espacios disponibles en los Ad Exchange, para optimizar las campañas de sus clientes (anunciantes).

¿Cuál es la función del trading desk?

La función de los Trading Desk es la de gestionar y optimizar campañas programáticas por orden de un cliente directo o una agencia de medios que los contrate. Pueden pertenecer a una agencia de medios, como departamento, o pueden ser compañías independientes especializadas en el trading. El objetivo es siempre maximizar el retorno del anunciante.

Según IAB “…el trading desk está enfocado hacia la compra inteligente de audiencias mediante tecnologías de optimización en múltiples plataformas (ad exchanges, networks, DSPs, soportes) de manera tal, que comprará aquella impresión de manera más eficiente para los objetivos de sus clientes/anunciantes”.

Al trabajar con diferentes DSPs especializados en formatos diferentes (ya sean video, imagen, apps, etc) la selección de medios puede ser muy complicado. Por eso en ocasiones los Trading Desk desarrollan su propia tecnología con el fin de unificar la información proveniente de los diferentes DSPs con los que trabajan y optimizar la oferta de a sus clientes.

¿Quiénes componen los Trading Desks?

Son personas de perfil técnico capaces de manejar las herramientas DSP (por ejemplo “Doubleclick Bid Manager”) y las herramientas de análisis de datos para evaluar resultados, para una mejora continua.

Al ser un mercado en pleno crecimiento, no están muy definidos los perfiles profesionales que pueden trabajar en un Trading Desk. Por lo que podrían formar parte de éste equipo, perfiles muy diversos: desde estadísticos, matemáticos o informáticos, hasta perfiles procedentes del mundo de la empresa y el marketing.

¿Eres empresa anunciante o eres Publisher?

Dentro del entorno programático, podemos encontrar dos pilares principales: empresas o anunciantes (que quieren comprar un espacio) y los soportes o Publishers (que ofrecen estos espacios).

Unir al público objetivo con la empresa del anunciante a través del medio más adecuado y con la puja correcta que maximice el retorno, es el gran reto de los Trading Desk. De ellos depende el beneficio de la campaña de compra programática. Debe conseguir el mayor impacto posible con los mínimos recursos, para hacer que sea verdaderamente rentable.

¿Por qué tu proyecto necesita un trading desk?

1.      Mejor segmentación:

Uno de los objetivos de un trading desk es llegar a individuos concretos realmente interesados en el producto, a partir de un perfil o criterio. El equipo de Trading Desk crea listas de atributos que definen el comportamiento del público objetivo y utiliza un DSP que contiene un algoritmo encargado de extraer inventarios y audiencias que encajan con dichos atributos. Podemos decir que el foco está más individualizado, contra el enfoque tradicional donde la inversión se basa más en un acto de fe al confiar en un paquete de impresiones donde el público es más diverso.

2.      Análisis de tendencias

El trabajo de los trading desks se basa en un análisis promenorizado, capaz de descubrir tendencias crecientes y ajustar las campañas para hacerlas más efectivas.

3.      Pujas en tiempo real, mayor ROI

Con los sistemas utilizados, los tradings desks gestionan pujas en tiempo real, lo que confiere un mejor rendimiento de la campaña reduciendo los costes  (CPA, CPL, CPM…) y aumentando la conversión. De manera que los trading desks son capaces de entregar unos resultados con un mejor retorno de la inversión (ROI).

 

Real Time Bidding

La publicidad display nació hace más de 20 años con aquel legendario banner de la empresa AT&T. Desde aquel momento, el formato publicitario de display llegó para quedarse, aunque ha sufrido cambios y mejoras desde entonces.

En un mundo donde los usuarios reciben una enorme cantidad de información, las imágenes suponen impactos valiosísimos para las empresas. En el mundo online en un formato imprescindible en una estrategia integral de publicidad online. Conseguir visibilidad fomentando la imagen de la marca, es un de las claves de la captación de clientes.

Sin embargo, el modelo de en el que se basa su compra (CPM, Coste Por Mil impresiones) supone tener que pagar un precio único por cada impresión. Y ya sabemos que no todas las impresiones van a tener el mismo valor, no todas van a impactar de la misma manera ni van a dirigirse al mismo tipo de usuario.

¿Entonces?, ¿cómo podemos optimizar nuestras impresiones para que todas se dirijan a nuestro público objetivo? Pues la respuesta es el RTB o Real Time Bidding.

¿Qué es el Real Time Bidding (RTB)?

El Real Time Bidding o simplemente RTB, es un modelo de compra programática basada en pujas a tiempo real de las impresiones del anuncio display para un espacio publicitario determinado.  

Es decir, se realiza una puja programática para colocar el contenido del anuncio en el espacio publicitario determinado que más interese en el momento que más interese.

De esta manera, la empresa anunciante se asegura que su impresión va a ser colocada en un espacio donde sea recibido por una audiencia del máximo interés.  Maximizando así la posibilidad de impacto y visibilidad.

Todo este proceso de pujas en tiempo real se produce en un tiempo mínimo (unos cuantos milisegundos) gracias al todopoderoso Big Data, que permite la gestión de millones de datos, y en nuestro caso unir la oferta más adecuada con la demanda.

¿Cómo funciona el RTB?

Como decimos, el Real Time Bidding funciona gracias a la gestión de grandes volúmenes de datos de forma óptima en pocos segundos, de la mano del Big Data.

Cuando un usuario entra en una web sus datos se guardan en forma de cookies y con ellos se crea un perfil de usuario con información sobre las páginas webs que ha visitado, sitios donde ha hecho clic, etc.

Estos perfiles son interesantes para anunciantes y empresas, los cuales reciben una oferta por la que pueden pujar. Estos valoran si el perfil es interesante para pujar, normalmente se sirven de DSPs, Demand Side Platforms.

Es a través de estas plataformas de demanda donde se compra un inventario según los objetivos que el cliente se ha fijado. Finalmente se publica el anuncio en la página web con mejor puja.

¿Quiénes intervienen en el Real Time Bidding?

Para que todo este proceso pueda realizarse con la máxima precisión y en el mínimo tiempo debemos contar con una serie de agentes que intervienen en el proceso…

Ad exchanges

El ad exchange es el lugar donde la oferta y la demanda se ponen en contacto. Esta plataforma online sirve de punto de encuentro entre anunciantes y los editores, donde se ponen en contacto para comprar y vender espacios publicitarios en tiempo real, bajo un sistema de gestión automatizado.

Plataformas de demanda (DSP)

Como hemos comentado anteriormente, Las DSP son plataformas usadas por los anunciantes para realizar las pujas según sus objetivos e intereses y supervisar el rendimiento de la campaña. Son capaces de automatizar todo el proceso de compra de inventario en los diferentes AD Exchanges para los anunciantes.

Sell Side Platforms (SSP)

Es la cara de la oferta, donde los propietarios de espacios publicitarios ofrecen los soportes donde se puede incluir un anuncio.  Los SSP acceden a todas las fuentes de demanda que existen de manera automatizada con el fin de optimizar las pujas para los propietarios de los soportes.

Data Management Platform (DMP)

Son plataformas tecnológicas en las que se gestionan grandes cantidades de datos estructurados y no estructurados. Tienen la capacidad de recopilar datos de audiencia procedentes de cualquier fuente permitiendo a los anunciantes seleccionar estas audiencias en función a su público objetivo.

Usuarios

Son el objetivo final de todo el proceso, y a su vez el precursor. Sin un usuario que navega por diferentes páginas webs no habría datos de cookies por lo que pujar, ni tampoco impresiones que mostrar. Una de las finalidades es llegar al usuario que se encuentre dentro del público objetivo de la empresa.

Beneficios del RTB

El Real Time Bidding es beneficiosos para todas las partes del proceso:

El primer lugar, es beneficioso para los anunciantes que pueden optimizar sus anuncios adecuando el lugar, hora, dispositivo donde se imprime, para enfocarlo de una forma eficiente a su target. El anunciante se asegura que cada impresión por la que paga va a estar hecha a la medida de sus objetivos (no como ocurre con el CPM). Maximizan la inversión de la campaña de marketing online en publicidad display, consiguiendo mayor visibilidad, mejorando el impacto y aumentado el número de posibles clientes.

Para los editores es beneficioso ya que, al optimizar el valor de cada impresión de forma individual, pueden aumentar sus ingresos. Se aseguran de que en su soporte solo aparezcan anuncios personalizados que aporten tráfico de calidad.

Para las agencias es un servicio mucho más sofisticado y preciso que pueden ofrecer. Ayudan a sus clientes a obtener mejores resultados y maximizar la inversión.

Remarketing. Qué es y por qué lo necesitas

Remarketing

¿Aún no has incluido el remarketing en tus campañas de publicidad digital? Pues te estás perdiendo una técnica fundamental para aumentar la conversión de tus visitas en ventas.

Lo has visto mil veces cuando navegas por internet. ¿No te has preguntado nunca cómo ha llegado ese anuncio de un producto que estabas ojeando en Amazon, a esa página que estás leyendo un poco más tarde?

¿Quién y de qué manera se ha colocado ese mensaje tan personalizado en la web que estoy consultado? Pues ha sido gracias a este método que te explicamos hoy: El Remarketing.

Tienda online

¿Qué es el remarketing?

El remarketing es una técnica muy extendida en publicidad digital, tanto en la de tipo display (banners), como la que tiene su origen en las búsquedas de los usuarios. Te permite incorporar anuncios personalizados en sitios de terceros, para usuarios que han visitado previamente tu producto o servicio. El objetivo es maximizar las conversiones de visitantes en ventas.

Si un usuario ha visitado tu tienda online, si ha añadido el producto al carrito de la compra, si no ha finalizado el proceso de compra, o incluso si no lo ha llegado a comenzar pero alcanzó y llegó a tu web, podrás asegurarte aumentar las posibilidades de que llegue a convertir gracias a este método.

Porque la finalidad del remarketing es llegar a usuarios que ya te conocen como marca y por tanto están predispuestos a comprarte, pero no han convertido finalmente. La idea principal es convencer a este usuario mediante anuncios personalizados para que finalice la compra o genere un lead en función del objetivo de la campaña. El remarketing es un recordatorio. Le estás recordando a un usuario que no se pierda las ventajas del servicio o producto que vio en tu web.

¿Cómo funciona el Remarketing?

 

 

 

 

 

 

 

 

La estrategia de remarketing sigue esta dinámica…

1. El usuario accede a nuestra página web. Interactúa en ella e incluso puede que se interese por cierto producto.

2. A este usuario se le marca con una cookie, que ha aceptado al entrar en la web.

3. Se añade a este usuario a una base de datos para para su posterior remarketing.

4. Una vez  tengamos un número considerable de usuarios en esta lista, se crea una campaña de publicidad orientada únicamente a estos usuarios y que sólo ellos podrán ver.

Remarketing usando el canal programático

La herramienta más popular para crear campañas de remarketing es el canal programático. Su principal funcionalidad es que puedes llegar a una red amplísima de webs, dominios y apps, donde te será más fácil “recuperar” a tus posibles clientes. La configuración y puesta en marcha de una campaña de remarketing es relativamente sencilla:

1. Para empezar, necesitamos contactar con un gestor de campañas programáticas, una empresa que entienda nuestras necesidades y objetivos, y tenga las herramientas necesarias, principalmente un ad server (servidor de publicidad), y un DSP (plataforma de compra de espacios publicitarios, principalmente a través de pujas). Pero lo más importante es entender las necesidades y ponerle muchas dosis de sentido común, para desarrollar las mejores tácticas que puedan “re-impactar” en los usuarios perdidos.

2. Para comenzar una campaña de retargeting debemos obtener una etiqueta “remarketing”, nuestro pixel. Es un código HTML que debemos incorporar dentro de la etiqueta <body> de cada página de la web que queramos utilizar como inicio de la acción de remarketing. Y se obtiene desde la herramienta o plataforma de retargeting que vamos a utilizar.

3. Una vez tengamos incorporada nuestra etiqueta, debemos configurar las listas, los segmentos de remarketing que nos parezcan más convenientes. Podemos configurar todas las listas de remarketing que queramos, una opción muy buena si queremos segmentar según las diferentes landings que han visitado los usuarios, o en función a los diferentes productos por los que se han interesado.

Es muy importante equilibrar la segmentación, con la necesidad de tener un volumen suficiente de posibles usuarios a quienes reimpactar.

4. Una vez creadas estas listas, debemos crear la campaña de publicidad display que hayamos considerado para nuestra campaña de publicidad online.

¡Consejo! Cuanto más específico sea el mensaje más oportunidad tendrás de convertir en ventas las visitas de tus usuarios.

¡Y ya estaría!

Ventajas del Remarketing

1. Funciona como recordatorio y ayuda para posicionar tu marca

Con el remarketing puedes recordar a usuarios tus productos o servicios  para evitar que caigan en el olvido. Ayuda a convencer al usuario de que tú eres la mejor opción para lo que él estaba buscando.

2. Está orientado a público objetivo que es propenso a comprar

El usuario ya te conoce y se ha interesado por tu marca, pero finalmente no ha convertido. Con este tipo de anuncios puedes hacer que el usuario finalmente convierta y realice la compra.

3. Es muy fácil de segmentar

Podemos crear múltiples listas en función a las páginas o productos por los que se ha interesado cada usuario. Es muy fácil de personalizar para atraer a un perfil de usuario determinado.

4. Campañas de amplio alcance

Si configuramos nuestra campaña utilizando el canal programático podemos asegurarnos de que sea de amplio alcance, ya que cuenta con un inventario casi infinito, de espacios de display, de aplicaciones o vídeos donde aparecer.

5. Es fácilmente medible

Puedes medir clics, tasa de conversión, visualizaciones…etc. De esta manera puedes comprobar si tu campaña de remarketing está funcionando o no. Puedes configurar anuncios para tests A/B para saber cuál es mejor opción de para tus landing pages.

6. Aumenta la conversión

Ya que el usuario ya ha mostrado interés en tu marca, el retargeting tan solo tiene que convencer y recordar por qué debe adquirir tu producto o servicio. Cumple una función en la etapa final del proceso de captación del cliente. El remarketing bien configurado y gestonado puede hacer que tu CTR aumente considerablemente.

Diferentes estrategias de remarketing

El objetivo del remarketing siempre suele ser el mismo. Sin embargo, podemos configurar nuestra campaña con diferentes tipos de estrategias.

Remarketing estándar

Se  muestra un anuncio de display a usuarios que han visitado previamente nuestra página en sitios web ajenos, pero asociadas a la red de display con la que contemos. Utilizar la palanca programática es quizás la mejor solución al utilizar un inventario inmenso con muchas posibilidades de encontrar los usuarios a los que quieres reimpactar.

Remarketing dinámico

En este caso, el anuncio que se muestra está segmentado en función del producto o servicio por el que se ha interesado el usuario.

Remarketing de búsqueda

Este tipo de remarketing muestra el anuncio en el buscador de Google cuando el usuario que ha visitado nuestra web hace una búsqueda relacionada con nuestro producto o marca. En este caso el anuncio no es display, es similar al SEM y se mostrará con la búsqueda de ciertas palabras que hayamos seleccionado previamente.

Remarketing en aplicaciones móviles

El anuncio se muestra en aplicaciones móviles con temáticas relacionadas con nuestro sector, o con un público objetivo similar al nuestro.

Remarketing de vídeo

En este caso la publicidad no se muestra a usuarios que necesariamente hayan entrado en la web, sino que basta con que hayan interactuado o visualizado alguno de nuestros videos de Youtube.

Formatos de publicidad en display para vender por internet

La publicidad forma parte de nuestro día a día, convivimos con ella y es parte de nuestras vidas. La publicidad online apareció casi a la par que el propio internet. Sin embargo, al igual que lo ha hecho la web, los formatos de publicidad online han ido evolucionando y adaptándose a los nuevos diseños y avances tecnológicos. Lo que antes era un simple banner estático, ahora puede tener muchas más variantes, con un desarrollo creativo más amplio.

La publicidad display es el formato publicitario más tradicional de la publicidad online, sin embargo, sigue siendo unas de las formas más efectivas. Consiste en colocar un elemento visual (fotografía, vídeo, animaciones…etc.), en un espacio publicitario que una web ha reservado a tal efecto.

display

Cada vez son más las empresas que optan por anunciarse en páginas web mediante formatos de publicidad display, dado que este formato tiene muchas ventajas.

Tiene un gran impacto visual, lo que fomenta el recuerdo y la notoriedad, puede segmentarse, y es además completamente medible. Así que podemos evaluarlo todo. Desde las visualizaciones y los clics, hasta las sesiones, y finalmente las conversiones producidas si la analítica está bien implementada.

La publicidad display quizás sea una buena opción para tu campaña de marketing online, pero ¿Sabes que no todos los formatos display funcionan igual?, ¿Conoces cuáles son los formatos de publicidad display que necesitas según los objetivos que persigas?

En este primer artículo vamos a hablar solamente de la publicidad gráfica (display) para ordenadores y PCs. Con la idea de desarrollar en otros posts el vídeo y la publicidad “mobile“.

Banners, Megabanners Y Gigabanners

El Banner es el formato de publicidad display por excelencia, de hecho, la mayoría del resto de formatos parten de la idea originaria del banner. Se crearon a imagen y semejanza de los formatos de prensa, trasladando la misma idea al entorno digital.

El banner es un elemento publicitario en un espacio de una página web, con una medida de 468 x 60 píxeles. El formato 468 x 60 se quedó pequeño ante la necesidad de las marcas de destacar e impactar a los usuarios.

Cuanto más grande sea al banner, más se verá dentro de la web. Por ello el tamaño de los espacios se fue agrandando hasta llegar a formatos de grandes dimensiones bautizados como Megabanner, Gigabanner, Superbanner o Leaderboard. Este formato suele tener un tamaño 729 x 90 píxeles y se suele colocar en la cabecera de la página.

Billboard

El formato Billboard es un tipo de banner de gran tamaño. Ocupa 970 x 90 pixeles ó 970 x 250 píxeles en su versión desplegada, y tiene la peculiaridad de ocupar todo el ancho de la página que visualizamos.

Es uno de los formatos que fue definido por la IAB dentro de las creatividades denominadas “Rising Star”, formatos de nueva generación, que nacieron con la idea de aprovechar todas las posibilidades que la tecnología puede aportar.

El billboard suele configurarse con la opción “push down”; es decir, la funcionalidad que permite que la unidad de despliegue abarcando más espacio hacia abajo en 250 pixeles, y hasta un máximo de 415 pixeles en algunos casos.

Las creatividades “Rising Stars” se diseñaron para ser las únicas creatividades “Rich Media” que podrían desplegarse a la vez en una webpage. La intención era no comprometer la carga de la página debido al peso superior de este tipo de formatos, ya que cargar otra creatividad de iguales características y peso podría comprometer el rendimiento de la página.

Rich Media

Rich media no pertenece a la denominación de un formato en concreto, sino que es el término con el que se definen aquellos formatos de publicidad display enriquecidos con funciones avanzadas que interactúan mejor con el usuario.

Aportan un valor extra a través de vídeos, audios u otros elementos que llamen la atención nada más entrar en la página. Son mucho más creativos, permiten incluir publicidad en diversos formatos, favoreciendo así la imagen de marca, siendo su tasa de conversión mucho más alta que la publicidad display tradicional.

Podemos encontrar esta tipología en gran variedad de formatos, medidas, y ubicaciones dentro de la página web. Muchos de ellos son expandibles, y para que no resulten invasivos, se les suele colocar un aspa de cierre, y botones para pausar, dar al play, o accionar el mute en los casos que lleven video integrado.

 

Skyscrapers

El Skyscraper o Rascacielos es un banner de gran tamaño colocado en vertical situado casi siempre en la margen derecha de la página web; aunque también podría estar a la izquierda. Lleva este nombre porque su situación y medidas recuerdan a un rascacielos y suele tener un tamaño de unos 120 a 160 x 600 píxeles. Es un formato que ha quedado prácticamente en desuso; ya que la configuración de las web le deja sin cabida.

Robapáginas

Es un tipo de banner situado normalmente a la derecha del contenido de la página. También llamado MPU Tiene un formato cuadrado o rectangular con diferentes tamaños: 300 x 250, 300 x 600 píxeles.

Es, junto con los megabanners, quizás el más utilizado de los formatos publicitarios en la actualidad. Su excelente adaptación al contenido de la página le convierte en un formato “comodín” muy extendido.

Las siglas MPU se refieren a “Middle Page Unit”, en una clara alusión a su precedente en la publicidad en los diarios en papel. El formato suele ser de 300 x 250 píxeles, si bien éste puede variar, siempre tiene un formato más o menos cuadrado, estando el 300 x 300 también bastante extendido.

El doble MPU o robapáginas doble surgió a partir del MPU para aportar más “mancha” al MPU convencional.

Interstitial

También conocido como cortinilla, este formato ocupa toda la página en la que se encuentra. Su visualización puede durar un tiempo determinado, aunque cuenta con aspas de cierre. Este tipo de formato display puede resultar muy intrusivo ya que ocupa el total del contenido de la pantalla. Por esta razón es un formato cada vez menos usado.

Skin

Este tipo de publicidad display consiste en personalizar todos los elementos de la página con la temática de la campaña (header, fondo, laterales…) Suele acompañarse además de otros formatos display en videos, interstitial, etc.

Pop-ups

Son un tipo de formatos de publicidad display basados en ventanas emergentes que aparecen al realizar una acción dentro de la web, como pasar el ratón por encima de una imagen, palabra…Este tipo de display en ocasiones puede considerarse invasivo al ocupar y tapar parte del contenido que estamos visualizando en la pantalla y crear cierto rechazo por el usuario.

Pre-roll

Es un tipo de publicidad display que se coloca en contenidos de video. Este contenido se visualiza antes de la reproducción del video y según la campaña, puede saltarse (” Saltar anuncio” o “skip ad”) después de unos segundos de reproducción (normalmente 5 segundos) o no. Suele ser una pieza de video o una imagen clickable.

Mid- roll

Es el mismo concepto de publicidad que el Pre-roll pero este se sitúa en mitad del video. Es el formato que mas recuerda a los anuncios en televisión, ya que realiza una pausa en el contenido para su visualización. Está pensado para videos largos de más de 10 minutos.

Post – roll

Exactamente la misma idea que el Pre-roll y el Mid-roll, pero esta vez el anuncio aparece al final del video, una vez se ha reproducido todo el contenido. Para que este anuncio sea visualizado por el usuario, debe aportar un valor extra.

Estos son unos de los formatos más usuales utilizados para publicidad display. Sin embargo, como ya hemos comentado anteriormente, la publicidad y la tecnología cambia a gran ritmo. Los formatos display también seguirán evolucionando incluyendo nuevas opciones de personalización y creatividad programática para mejorar su impacto y métricas. ¿Cómo evolucionará la publicidad display en los próximos años?, ¿Qué otras opciones incorporarán estos formatos en el futuro?